¿Qué es cada uno?

La identidad visual de una marca viene definida por la construcción de una imagen que represente a la marca. Para diferenciase, las marcas, utilizan identidades visuales que varían unas de otras a través de las características de forma, color y tipografía.

Usualmente se usa la palabra «logo» para referirse a identidad visual de una marca, pero hay que entender que «logo» como abreviación de Logotipo es solo uno de los tipos de identidades visuales que existen, por tanto, usar la palabra «logo» de forma general, no es exacto.

Según su significado etimológico, «logo», hace referencia a «palabra», por tanto nos referimos a una identidad visual que se construye con texto. Si se quiere representar una marca con por ejemplo, una manzana, ¿nos encontraríamos ante un «logo» o no?

Para entender mejor las identidades visuales se utiliza una clasificación dependiente del uso de formas y texto. Así se tienen 4 tipos. Cada uno de estos tipos, tiene características diferentes que hay que entender correctamente para saber a qué nos referimos. Entender estas diferencias ayudará a decidir que tipo de construcción se adecúa mejor a lo que se quiera representar.

Logotipo e Isotipo

El logotipo es una identidad visual formada únicamente por texto. La creatividad en este tipo de diseños viene implícita por la selección de tipografía, la colocación de las letras y modificaciones sobre la forma del texto.

En cambio, el Isotipo es una identidad visual representada por formas simbólicas. Pueden contener texto, como una letra, pero de ser así, este texto no funcionaría como representación de la marca por sí solo.

¿Por qué uno u otro?

Un Logotipo suele ser la identidad visual más sencilla, por ello, fácilmente escalable y entendible. El uso de solo texto conlleva usar un alfabeto determinado lo que puede ser una limitación. Por norma general, se usa de forma internacional el alfabeto latino.

Con el Logotipo, tenemos un texto legible, por tanto se expresa el nombre de la marca y como se pronuncia.

En el caso del Isotipo, no tenemos ninguna forma de saber el nombre de la marca o como llamarla. Es un tipo de representación más simbólica y que se usaría con una función de sello, de estampa sobre determinados formatos y que daría una aire fresco sobre aquellos medios llenos de texto como documentos o en aquellos medios donde sería difícil leer un Logotipo.

El Imagotipo

Entendidas cuales son las diferencias y los usos de una identidad visual tipo texto (Logotipo) y tipo sello (Isotipo), se pueden crear identidades visuales que mezclen ambas.

El Imagotipo es una construcción de un Logotipo y un Isotipo, que pueden funcionar de forma separada.

En el ejemplo, se puede ver claramente que la marca funciona perfectamente como un conjunto de Logotipo e Isotipo, pero también se puede dividir en una de estas dos partes representando a la marca por igual.

El Imagotipo es una de las construcciones mas comunes a la hora de realizar una identidad visual, ya que es la que más posibilidad de uso da.

El isologo

El Isologo es una contrucción de un Logotipo y un Isotipo, que funcionan de forma conjunta e inseparable.

Se podría decir que un Isologo es un Logotipo con formas fusionadas o a la viceversa, que un Isologo es una Isotipo con texto fusionado. Para entender mejor este trabalenguas, simplifiquemos. Un Isologo es un conjunto de formas y textos que representan a una marca de manera indivisible.

No se puede extraer el texto o la forma para representar a la marca.

Este tipo de construcciones suelen ser las más vistosas y funcionan muy bien como escudos para formatos textiles o como emblemas tipo bloque.

Elegir entre un Imagotipo o un Isologo

Normalmente se utilizan Logotipos o Imagotipos para las marcas, dado que prácticamente siempre se desea transmitir el nombre de la marca y para ello hará falta expresarlo con un texto.

Utilizar un Imagotipo brinda la posibilidad de tener lo mejor de ambas representaciones básicas. Así el uso de la marca será posible en todo tipo de medios y formatos.

El Imagotipo es la construcción más práctica y usable.

Por otro lado, el Isologo es normalmente una representación más llamativa, porque supone una fusión visual de texto y forma.

Funcionalmente no se tendrá la posibilidad de usar la forma de la imagen de manera separada. Esto afecta al uso en representaciones a una escala pequeña, pero todo depende de como se diseñe la identidad.

¿Con cuál me quedo?

La elección de que tipo de identidad visual depende de que se quiera transmitir con la marca o que uso funcional se necesite. Cualquier tipo de construcción vale y al final, en el mundo creativo no se establecen muros para limitar el uso de uno u otro.

Las marcas evolucionan y pueden cambiar su uso.

Cualquier carencia que se tenga por usar un tipo de construcción u otra, se podrá suplir con un diseño inteligente. Lo importante como siempre, es conocer las diferencias y tomar las decisiones que interesen dependiendo de cada caso.

WhatsApp chat